top of page

Violencia de género en Canning: Comenzó el juicio contra el jugador de Boca, Sebastián Villa

En la jornada de hoy, comenzó el juicio por violencia de género en el que está acusado el jugador colombiano de Boca Juniors, Sebastían Villa, por lesiones y amenazas contra su pareja en el Country Saint Thomas de la localidad de Canning.

El jugador xeneize está acusado de “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género y amenazas coactivas”, delito que prevé una pena de hasta seis años de prisión.

En el juicio, se tratan los hechos ocurridos el 27 de abril del 2020, en la casa que compartían Villa y su ex, en el barrio privado Saint Thomas, de Canning, donde residía antes de mudarse al country "Venado II", en el que supuestamente se desarrolló el segundo episodio de violencia de género en junio del 2021 por el que el delantero fue denunciado por otra mujer que lo acusó de abuso sexual.


El juicio se desarrolla en el Juzgado Correccional N°2 de Lomas de Zamora, donde esta mañana Villa llegó acompañado de su abogado, Martín Apolo.


Se investigan supuestos golpes de puño efectuados por Villa contra Cortés en una situación que incluyó gritos y amenazas. Un anillo color negro fue clave, ya que el futbolista lo tenía puesto al momento de los supuestos puñetazos y quedaron marcas en la cara de Daniela. Un informe médico adjuntado al expediente da fe de las lesiones.

En el expediente investigó la fiscal Verónica Pérez de la UFI N°2 especializada en violencia de género, se acumularon exámenes psicológicos, pericias, chats y sobre todo testimonios. Amigos y familiares de ambos lados declararon como testigos ante la fiscal. Dentro de esas declaraciones están las de la familia de Cortés, en las que ratificaron que el colombiano amenazó con contratar a un sicario para matar a un familiar de su ahora ex pareja.


También se tomaron en cuenta como prueba los chats que Villa tuvo con Cynthia Cortes, la hermana de Daniela, en los que reconoce haber golpeado a su novia. En un cruce de mensajes del 8 de enero de 2019 el futbolista admite: “No sé qué me pasó, se me fueron las luces”. Mientras que en otro, algunos días después, la hermana de la víctima le dice: “No sos nadie para que le pegues”. Él responde: “Sí, está bien”.


460 x 440 web.png
400 x 250 web.png
bottom of page