Losada: "La 'Ficha Limpia' es una medida concreta para reconciliar a los vecinos con la política"

El presidente de Alternativa Vecinalista y dirigente de Juntos dialogó mano a mano con #EOL y se refirió al proyecto de "ficha limpia", que impediría que quienes sean condenados por corrupción puedan ser funcionarios públicos en Echeverría.

El proyecto de ordenanza fue presentado por el interbloque de Juntos en el Concejo Deliberante local, y en ese sentido Losada señaló que “podría perfectamente votarse por la unanimidad de todos los espacios, sin distinciones partidarias”.


- ¿En qué consiste el proyecto de "ficha limpia"?


- La propuesta de Ordenanza presentada establece que no podrá ingresar a la administración pública municipal para ejercer cargos o empleos, tanto en el Departamento Ejecutivo como en Deliberativo, ninguna persona condenada en causa criminal por delito doloso. Para decirlo más sencillo, ningún condenado por corrupción puede ingresar al Estado local.


Lo hicimos acompañando la iniciativa nacional y provincial, porque creemos que quienes se desempeñan en el Estado local deben tener dos tipos de aptitudes: técnicas, vinculadas a los saberes necesarios para realizar las tareas para las que fueron designados; y morales, relacionadas con los valores y la integridad humana, propias de las personas honestas.


- ¿Crees que es una medida que brindaría transparencia a la clase política de cara a la sociedad?


- En primer lugar, como se dice, “todo lo que no está prohibido está permitido”, por eso creemos que hay que poner límites en la función pública. Guste o no, sea justo o injusto, la política está muy desprestigiada, en parte porque a algunos les sirve esto, y en parte, porque muchos delincuentes se disfrazan de políticos para sacar beneficios personales. Entonces, hay que convocar a gente proba y comprometida. Y este proyecto implica un filtro.


Existe muchísima gente honrada, a la que le duele la situación actual, sufre el dolor del otro, o le importan ciertas problemáticas, pero no se involucra porque sospecha de la política. Este tipo de propuestas puede incentivarlos a participar. Por eso, primero hay que dar el ejemplo, y después convocar a los vecinos con ganas de encontrarse con otros que tengan sus mismos valores para discutir los asuntos comunes.


- ¿Por qué eligieron este momento para presentar el proyecto de ficha limpia?


- Es una iniciativa a nivel provincial y nacional, y hay condiciones. Ya hubo propuestas de este tipo que no prosperaron. Pero ahora hay un clima social favorable. Gustavo Posse en San Isidro fue el primer intendente en lograrlo dentro de la provincia. Es un tiempo difícil. La pandemia, alta inseguridad, la plata que no alcanza, muchos vecinos la están pasando realmente mal. Y no hay que especular con esto.


Consideramos que es necesario dar muestras de que no es posible vivir en democracia si no hay confianza entre los vecinos y sus representantes. Y en esto la mayor responsabilidad la tenemos los dirigentes. Hay que poner sensatez donde otros quieres meter más leña al fuego.


- ¿Crees que la falta de confianza en la clase política es lo que genera la aparición de nuevos espacios más extremistas?


- Si no se toma en serio lo que está pasando tanto acá como en otras partes del mundo, donde comienzan, aparentemente, a consolidarse personajes que proliferaron durante la pandemia, con respaldo financiero detrás, que dicen ser “lo nuevo”, con discursos de odio muy irresponsables, con ataques no sólo antipolíticos, sino contra la idea misma de comunidad y de Estado, y que en el fondo representan intereses muy minoritarios, antidemocráticos, racistas, clasistas, estamos en muy serios problemas.


A mí me preocupa en serio todo esto. Creo que representa un peligro grave, y exige mucha sensatez de parte de quienes creemos en la política como forma de articulación de intereses diversos, mediante el diálogo en busca de consensos. Es difícil, claro. Implica trabajo y dedicación, por supuesto. Pero si no afrontamos el desafío, en un momento crucial como este, lo que viene puede ser muy peligroso. No es broma.


- ¿Y cómo se confronta con esos sectores desde la dirigencia política?


- Bueno, es momento de no entrar en este juego. Sí de dar mensajes claros. Hay que dialogar con nuestros vecinos, estar cerca, tratar de buscar soluciones concretas; esto lo creo para todos los espacios. Tenemos que esforzarnos por encontrar los elementos que tenemos en común y dejar las diferencias para otro momento. Hay que construir un compromiso entre todos aquellos que creemos en los valores democráticos, plurales y hacer política seria dentro del juego institucional, aunque muchas veces no coincidamos en lo que pensamos. Por eso, tenemos que proponer todas las iniciativas que podamos para reconciliar a los vecinos con la política.


#EOL