Fernández ratificó todas las medidas dictadas ayer tras reunirse con Rodríguez Larreta

A través de una conferencia de prensa organizada en Olivos, el presidente Alberto Fernández ratificó las nuevas restricciones que entraron en vigencia desde hoy, y la suspensión de la presencialidad de las clases en el AMBA. Lo hizo tras una reunión que mantuvo con el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, quien manifestó su desacuerdo con las medidas.

En su discurso, el presidente explicó los motivos que lo decidieron a suspender la presencialidad en las clases, y en ese sentido afirmó que "desde que volvieron las clases presenciales, la curva de contagios ascendió precipitadamente".


Además, enfatizó que dentro de los datos que le mostró al Jefe de Gobierno, el más grave "es el que marca el gran crecimiento de casos y de contagios en menores de entre 9 y 18 años".

"No son medidas ni antojadizas ni improvisadas", remarcó el presidente respecto a las restricciones a la circulación desde las 20, y de los comercios desde las 19, que se suman a las de las clases y las restricciones de actividades sociales y recreativas en espacios cerrados.


Al referirse al cierre de actividades nocturnas, que afectan principalmente al sector gastronómico, Fernández expresó: "La gastronomía va a ser asistida del mismo modo que el año pasado, pero vamos a ser estrictos porque no hay tiempo para dudar".

Respecto a la reunión que mantuvo con el Jefe de Gobierno, el presidente detalló que "fue una reunión muy franca y cordial. Me pueden atribuir cualquier cosa, menos la falta de vocación para dialogar y encontrar acuerdos".


"Además, le expliqué al Jefe de Gobierno que es evidente que tenemos una saturación de camas preocupante en la Ciudad. Le expliqué que, a la luz de lo que me dicen infectólogos, solo reduciendo la circulación y el contacto humano podemos reducir los contagios", finalizó.


#EOL