Muerte del trabajador electrocutado en Llavallol: "No fue un accidente, fue un asesinato laboral"

Pasaron dos semanas desde el fallecimiento del empleado de Trenes Argentinos, Roberto Pereyra, quien murió electrocutado mientras realizaba tareas de limpieza en una unidad del Ferrocarril Roca en el depósito ferroviario de Llavallol. Su familia pide justicia y acusa a la empresa de no cumplir con las medidas de seguridad necesarias.

El hecho ocurrió el 19 de enero, cuando Pereyra junto a otro empleado se encontraban realizando tareas de limpieza en una de las unidades de trenes. En ese momento, ambos empleados sufrieron una descarga eléctrica que les generó graves lesiones, y tras estar más de dos días en terapia intensiva, lamentablemente Roberto Pereyra falleció.

A través de un duro comunicado contra la empresa, Claudia (la esposa de Pereyra) afirmó que “lo ocurrido en Llavallol no fue un accidente sino un asesinato laboral”.


Además, remarcó que “no solo fallaron los semáforos del sector, sino que no contaban con ropa adecuada ni calzado, los matafuegos no se encontraban cargados. Buscando tapar todo esto sacaron la planilla del sector donde constaba su lugar de trabajo, horario, el encargado de suministrarle funciones y condiciones laborales”.

“Es claro que existe una complicidad desde encargados, supervisores pasando por Ministerio de Transporte y Sindicatos. Fueron los propios compañeros de Roberto quienes lo asistieron luego de recibir una descarga eléctrica, debieron apagar el fuego con trapos mojados y la espera de la ambulancia llevó 40 minutos. El lugar no cuenta con una ambulancia para posibles accidentes bajo la justificación de que resulta demasiado caro", continuó la esposa de la víctima.


Por último, Claudia cargó contra los responsables de la empresa y el sector de Transporte: “¿Qué ha hecho durante su gestión el Ministro de Transporte, Mario Meoni, para evitar que estas muertes se continúen produciendo? Ellos deben dar explicaciones, asumir su responsabilidad o renunciar y pagar por esta injusticia. Hoy me pregunto, ¿dónde estuvieron los representantes sindicales? ¿No deberían haber estado junto a mi marido para impedir su muerte? La Unión Ferroviaria también es responsable del asesinato, nadie se puso a mi disposición sino que han intentado sacar ventaja”.


#EOL

300 x 130 cel.png
400 x 250 web.png