El Congreso aprobó la ley de etiquetado frontal de alimentos

La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto de etiquetado frontal de alimentos, ideado para advertir a los consumidores sobre los excesos de grasas, sodio y azúcares en los productos con el fin de ayudar a combatir la obesidad, la hipertensión y los riesgos cardíacos.

El proyecto sumó 200 votos a favor; 22 en contra y 16 abstenciones, en tanto que se registraron 18 diputados ausentes al momento de la votación.


El dictamen de mayoría prevé la incorporación en el frente de los envases de los productos ultraprocesados de una etiqueta con forma de octógono negro con letras blancas que advierta el exceso de nutrientes críticos para la salud, como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías.


Además, determina que los productos que contengan entre sus ingredientes edulcorantes o cafeína, tendrán que informar que su consumo no se recomienda en niñas y niños.


Por otra parte, establece la prohibición de emitir publicidad comercial dirigida a niños, niñas y adolescentes de productos con sellos de advertencia.


En ese sentido, la nueva ley dispone que los productos que tengan más de un sello de advertencia no podrán incluir dibujos animados, personajes, figuras públicas, regalos ni elementos que llamen la atención de niños, niñas y adolescentes.


También determina que ante iguales condiciones, el Estado deberá priorizar la compra de alimentos sin estos sellos de advertencia.


La ley establece un plazo máximo de 180 días para que las empresas adapten sus envases. También determina que el tamaño de los sellos de advertencia no podrá ser inferior al 5% de la superficie de la cara principal del envase.


Los sellos negros no podrán estar cubiertos, ni de forma parcial o total, por ningún otro elemento.


#EOL

300 x 130 cel.png
400 x 250 web.png