20 años del 2001: Patacones y Lecop, las cuasimonedas con las que se pagaron sueldos y planes

Se cumplen 20 años de la crisis que estalló a finales del 2001 en Argentina, que fue producto del arrastre de la crisis económica y que explotó tras la imposición del "corralito" y las medidas de ajuste.

Uno de los recuerdos más palpables de aquella época de los que hoy se valen los coleccionistas fue la aparición de las "cuasimonedas", que eran bonos en forma de billetes.


En Esteban Echeverría, al igual que en los distritos de la Provincia de Buenos, hubo circulación real de dos cuasimonedas: los Patacones y Lecops.


Los bonos Patacones fueron emitidos entre el 2001 y el 2002 mediante la ley 12.727 en la Provincia de Buenos Aires, durante el mandato del entonces Gobernador Carlos Ruckauf.


En el lanzamiento, se le dio un valor nominal: un Patacón equivalía nominalmente a un peso convertible.


Los Patacones se utilizaron para pagar salarios de la administración pública provincial (como docentes, auxiliares, policías, personal de salud y Municipales en Echeverría), y rápidamente comenzaron a circular en comercios del distrito, debido a que ante la falta de pesos por la ley de convertibilidad, se volvieron muy útiles para mantener la actividad económica en los barrios.


El Gobierno de la Provincia emitió Patacones con valores de 1, 2, 5, 10, 20, 50 y 100 patacones, pero el más cotizado para los coleccionistas fue el billete de 50 centavos, ya que fue de muy baja circulación.


Por su parte, los bonos Lecop fueron lanzados por el Gobierno Nacional y tuvieron presencia en todas las provincias. Fueron emitidos durante el 2001 y el 2002 mediante el Decreto 1004/01, firmado por el presidente Fernando De La Rúa y luego continuado por Eduardo Duhalde.


Duhalde decidió utilizar la emisión de los Lecop para el pago de sueldos y subsidios estatales que otorgaba el Estado Nacional, como los Planes Jefes y Jefas de Hogar, que alcanzaban a muchos vecinos de  Esteban Echeverría golpeados por la crisis.


Los Lecop fueron emitidos en billetes por valores de 2, 5, 10, 20 y 50 pesos, y también se podían utilizar para pagar impuestos y hacer todo tipo de compras.


Pero no todo funcionó como se esperaba: algunos comercios o empresas tomaban las cuasimonedas a menor valor, o no permitían que todas las transacciones sean en bonos. Se generaba también el problema de forma inversa, en los casos en los que los clientes pagaban en pesos y no querían aceptar su vuelto en cuasimonedas.


Aunque el final de la circulación de estas cuasimonedas fue gradual, algunas siguieron viéndose años después por los coleccionistas o en distintas muestras.


El fin de las monedas de emergencia se dio a finales del año 2003, ya con la presidencia de Néstor Kirchner. El BCRA recolectó los bonos y los vecinos los canjeaban en los bancos al valor nominal de un bono (Patacones o Lecops), un peso.


El cierre de la emisión y la utilización de Patacones y Lecops se dio tras la eliminación de la Ley de Convertibilidad en Argentina, que permitió que el Banco Central pueda volver a emitir Pesos sin el respaldo equivalente en Dólares. De esa forma, el Gobierno Nacional puso en circulación mayor cantidad de moneda de curso legal (Pesos), lo que volvió innecesario el uso de las cuasimonedas.


En Esteban Echeverría, los Patacones y Lecops fueron las dos cuasimonedas utilizadas en la época de la crisis desatada en 2001, y son otro recuerdo de una de las etapas más difíciles que vivimos los argentinos.


#EOL

300 x 130 cel.png
400 x 250 web.png