top of page

“Hay que implementar un programa de gestión integral de residuos y promover la separación en origen"

Lo planteó Pablo Losada, referente de JUNTOS de origen vecinalista, luego de que los concejales del espacio presentaran, con otros bloques partidarios, un proyecto en el Concejo Deliberante.

Proponen instalar recipientes para que los vecinos depositen allí papel, cartón, plástico, vidrio y metal, y crear un registro de recuperadores urbanos responsables del tratamiento, recuperación y reciclado, que, además, podrían comercializar lo producido.


Explicaron además que se busca que para 2024 las bolsas biodegradables sustituyan las de polietileno. La normativa plantea una bonificación del pago de Tasas para empresas que reduzcan la generación de envoltorios, envases y/o packaging de sus productos.


La iniciativa es una reformulación y actualización de un proyecto de Ordenanza presentado con anterioridad en el Deliberativo local, y busca crear “el Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos”, conocidos con la sigla RSU.

“Creemos que es hora de abordar el problema de los residuos desde un enfoque superador. El proyecto plantea cuatro ejes: Educación, Información y capacitación; Minimización y Separación en origen, recuperación, reciclado y/o compostaje; Reducción progresiva de los RSU que se depositan en los predios de disposición final, y la ejecución del ciclo completo de la gestión integral en Esteban Echeverría. Hay experiencias exitosas en municipios cercanos, y por ende, se pueden hacer también acá. Incluso este proyecto es más completo y ambicioso”, aseguró Pablo Losada.


El texto del proyecto propone que el Departamento Ejecutivo implemente un Programa Permanente de Educación Ambiental, a cargo de personal idóneo, dirigido a todos los generadores de Residuos sean hogares, comercios, escuelas públicas y/o privadas, e instituciones entre otros, con el objetivo de difundir, concientizar, educar y capacitar a la población en general sobre el Programa, orientándose en la minimización, selección, reutilización, reciclado y/o compostaje.


Además, prevé la instalación de las denominadas Campanas Verdes (grandes recipientes plásticos) para el acopio de material reciclable, distribuidas en distintos lugares estratégicos del distrito que cubran las cinco localidades, donde se pueda depositar el producido de la separación en origen de papel, cartón, plástico, vidrio y metal para su posterior tratamiento.

“Con este proyecto buscamos resolver distintos problemas. Proyectamos una ciudad más limpia y sustentable, un compromiso de los vecinos con la separación en origen, y la creación de un registro de recuperadores urbanos, que hoy trabajan en cooperativas. Esto, a su vez, genera puestos de trabajo genuino, ya que la idea es que los recuperadores puedan comercializar el producto a posteriori de su tratamiento. Y buscamos, también, que desde 2024 se prohíba la utilización de bolsas de polietileno para que sean suplantadas por bolsas biodegradables. Además, está contemplada la bonificación del pago de Tasas Municipales para las industrias que demuestren haber reducido la generación de envoltorios, envases y/o packaging de sus productos, para disminuir residuos derivados de su utilización. Por último, porque hay que dar el ejemplo, creemos que el Departamento Ejecutivo y el Concejo Deliberante deberían priorizar la compra de artículos fabricados con material reciclado posconsumo, bienes de larga duración en reemplazo de los artículos descartables, y materiales que utilicen menos envases y embalajes”, explicó Losada.


460 x 440 web.png
400 x 250 web.png
bottom of page