top of page

El Gobierno dispuso multas de hasta 4 millones para los que vuelvan al país y no cumplan el ASPO

En sintonía con la política del Gobierno Nacional respecto a los controles sobre los ciudadanos que regresan al país, el gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció que aplicará multas millonarias a quienes no cumplan con el aislamiento obligatorio.

Según lo informado, las multas podrán ser de hasta $4.300.000 para aquellos viajeros que regresen del exterior y no respeten el aislamiento de siete días dispuesto para evitar la propagación de nuevas variantes del coronavirus. 

Además, se estableció que los bonaerenses que ingresen al país desde el exterior deberán hacer a partir del jueves 1 de julio un aislamiento obligatorio durante cuatro días en un hotel, con costo a cargo de la viajante y, luego, completar el período de siete días en su domicilio.


El Gobernador Axel Kicillof justificó esa decisión ante la necesidad de "retrasar" lo más posible el ingreso de la variante Delta de coronavirus al país, para que "el esfuerzo" que se está haciendo "no vuele por los aires".

"Se trata de una cuestión de consciencia y solidaridad. Son medidas de cuidado y prevención razonables", dijo al defender la medida de restringir a 600 personas el ingreso de argentinos que provienen del exterior y rechazó las críticas en ese sentido de "los que militan los contagios y la falta de cuidado, y luego se rasgan las vestiduras" ante el aumento de los casos.


460 x 440 web.png
400 x 250 web.png
bottom of page