top of page

Etchecolatz: "Condéneme como quieran, me siento orgulloso"

En su testimonio en el marco del juicio por los crímenes de lesa humanidad que cometió el represor Miguel Etchecolatz en los Pozos de Banfield, Quilmes y El Infierno, en los que se secuestró, amenzó y torturó a detenidos de forma ilegal y clandestina. "Procéseme, ya no me lastima, no siento dolor", expresó el genocida.

Lo que generó el repudio generalizado, fueron las justificaciones que brindó el genocida por los crímenes cometidos: "Ahí ocurrió una guerra y como toda guerra tiene un motivo, la única voz es la del fusil", afirmó.

Y continuó: "Condénenme como quieran. Me siento orgulloso de haber defendido a la patria".

Etchecolatz ya se encuentra cumpliendo condena de cadena perpetua por otros crímenes cometidos durante la dictadura militar, entre ellos las violaciones a los derechos humanos en la comisaría de Monte Grande, que funcionaba como Centro Clandestino de Detención.

En el juicio por los crímenes cometidos en el distrito, el represor fue condenado a cadena perpetua por torturar a 99 personas y de haber asesinado a 3, entre la Comisaría 1ra de Monte Grande y la antigua División Cuatrerismo de La Matanza. A las víctimas se les prohibía ir al baño, se los desnudaba, amenazaba, torturaba y hasta hubo casos de abusos sexuales.

460 x 440 web.png
400 x 250 web.png
bottom of page